¿Qué es la Tasa de rebote? ¿De verdad afecta al SEO?

¿Qué es la Tasa de rebote? ¿De verdad afecta al SEO?

 

En este artículo hablaremos sobre la tasa de rebote o porcentaje de rebote, un tema intrínseco en la estadística web, que siempre ha estado ahí pero que nunca se le ha dado gran importancia. Muchos consultores SEO dudan de que sea un factor que afecte al SEO, de que Google lo tenga en consideración. Una duda más que razonable, la verdad es que no se puede demostrar con certeza que realmente el rebote influya o no en cuanto al posicionamiento de una web. Yo me incluyo entre ellos, creo que es uno de los aspectos de los que siempre hemos dudado.

Aunque por otro lado siempre he pensado que ante la duda, si la tasa de rebote es buena, es decir, baja, mucho mejor. Porque lo que sí tengo claro es que en posicionamiento web cualquier cosa que se pueda mejorar algo aportará, dado que la finalidad de una web es obtener visibilidad y conversiones, no sólo estar en el top 10 de Google. Lo ideal es saber, de la mano de Google, si realmente la tasa de rebote es un factor importante de cara a la mejora del SEO. Pero claro, si lo supiéramos todo, sería más fácil hacer trampa, por tanto creo Google siempre mantendrá algunas incógnitas.

 

Índice:

 

 

 

Empecemos: 

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote te sonará de verla en Google Analytics, también conocida como porcentaje de rebote. Es un término utilizado en el análisis de tráfico de una web. Se usa junto con las sesiones, páginas vistas y usuarios de una web publicada en Internet. Un rebote (en inglés bounce) se produce cuando un usuario abandona (sale, cierra la ventana o pestaña) el sitio después de haber visto una sola página web, en unos pocos minutos, normalmente en menos de 30 minutos.

 

¿Cómo se calcula la tasa de rebote?

La tasa de rebote es una medida bastante básica, necesitamos dos valores. El primero es la cantidad de sesiones, de un día por ejemplo. Y el otro es la cantidad de sesiones que provocan un rebote, es decir, que abandonan la web sin haber navegado por ninguna otra página de la misma en menos de 30 minutos. Con esos dos valores se hace una media aritmética. Y entonces ¡tachan! ya tendríamos la tasa de rebote de ese día.

Google Analytics y el porcentaje de rebote:

Según Google y de cara a la tasa de rebote de Analytics: se origina un rebote cuando en un sitio web se produce una sesión de una sola página. En Analytics, un rebote se calcula específicamente como una sesión que únicamente activa una solicitud en el servidor de Analytics, por ejemplo, cuando un usuario abre una sola página en su sitio web y, a continuación, sale sin activar ninguna otra solicitud en el servidor de Analytics en esa sesión.

Estas sesiones de una sola página duran 0 segundos ya que, al no producirse ningún otro hit después del primero, Analytics no puede calcular la duración de la sesión.

Analytics se carga mediante un Script (Javascript), normalmente dentro del header de una web. Envía la información de la visita a los servidores de Google Analytics y guarda la información en sus servidores para luego crear informes. 

 

¿La tasa de rebote afecta al SEO?

Puede que sí y puede que no.

Una tasa de rebote alta puede indicar varias cosas, entre ellas que el usuario no encuentra lo que busca y sigue buscando. O encuentra rápido lo que busca y sigue con sus cosas.

La tasa de rebote puede varias dependiendo del tipo de web. Una landing con una sola página siempre tendrá una tasa de rebote más alta que una web que tenga, por ejemplo, contenido audiovisual. Ni siquiera webs que tengan mucho texto, porque los usuarios como norma general no leen todo el contenido de una página. De hecho lo normal es que un usuario esté en una web alrededor de 1 minuto.

Si están más tiempo lógicamente es que el usuario tiene interés en el sitio. ¿Pero si está menos indica lo contrario? No tiene porqué.

 

Lo que dice Google:

¿Es negativo tener un porcentaje de rebote alto?
Depende.

Si los buenos resultados de su sitio web pasan por que los usuarios visiten más de una página, entonces un porcentaje de rebote sí es un factor negativo. Por ejemplo, si a través de su página principal se accede al resto del sitio (p. ej., artículos de noticias, páginas de producto o el proceso de tramitación de compra) y hay un elevado porcentaje de usuarios que solo visita dicha página, el porcentaje de rebote debería ser lo más bajo posible.

 

 

¿La tasa de rebote que "sabe" Google es la misma que me sale a mi en Analytics?

En principio la información que guarda Google en los servidores de Google Analytics deben o deberían ser privados. Es decir, sólo los usuarios con permisos pueden tener acceso a esa información. Esto se debería poder confirmar en las condiciones del servicio de Google Analytics, pero yo no las he leído ni creo que lo vaya a hacer. Igualmente podemos hacer conjeturas. Por favor sigue leyendo...

 

¿Cómo sabe Google mi tasa de rebote?

Por lo que hemos hablado anteriormente no debería saberla con certeza. Al menos con la certeza que Google Analytics puede proporcionar. Pero sí puede tomar otros valores, por ejemplo, su propia tasa de rebote, me refiero a la de los resultados de búsqueda. Si alguien busca "programador web" y sale mi web en el top 1, entra en mi web y tarda más de 30 minutos en visitar el segundo resultado. En ese caso no habría tasa de rebote. Pero si lo hace en menos de 30 minutos, podríamos hablar de un "rebote".

También puede tener en cuenta otros factores, como el rendimiento de una web. Por ejemplo la velocidad de carga. La tasa de rebote está directamente relacionada con la velocidad de carga de una web.

 

Se puede leer por multitud de sitios de internet que si tu web tarda más de 3 segundos en cargar la probabilidad de que el usuario no siga navegando asciende hasta un 80 %.

 

¿Se puede alterar la tasa de rebote de Analytics?

La respuesta es si, cambiando la duración de la sesión. Si indicamos que la sesión dura 2 hora podemos reducir la tasa de rebote hasta la mitad.

 

¿Cómo consigo un porcentaje de rebote bajo?

Ofreciendo contenido que estimule la navegación. Contenido de calidad. Mejorando el rendimiento de la web, una velocidad de carga alta lo que se traduce en tiempos de carga bajos son dos cosas que favorecen mucho la navegación.

 

¿Tiene mi web una tasa de rebote normal?

Si tienes un blog, es normal que tu tasa de rebote sea de un 60 % hasta un 80 %.

Si en cambio es una tienda online lo que tengas una tasa de rebote de menos del 60 % es lo normal.

 

Para terminar, PAM! este pedazo artículo con:

Trucos para disminuir el rebote de mi web

 

 

Conclusión sobre la tasa de rebote de nuestra web

Un porcentaje de rebote bajo puede mejorar el SEO, pero una tasa de rebote alta no tiene porqué perjudicarlo. ¿tú qué opinas?